La ONU avisa sobre el clima extremo derivado del cambio climático

deshielo_groenlandia

Fuente: RTVE.es

En la segunda parte del informe elaborado por el panel intergubernamental sobre cambio climático (IPCC) hecho público este lunes, se pone de manifiesto el mayor riesgo de sequías, inundaciones e incendios forestales en Europa tanto a corto como a medio plazo. Este trabajo llevado a cabo por unos 500 expertos (científicos y representantes políticos), analiza los conocimientos actuales sobre el cambio climático y el impacto de este proceso sobre el hombre y la naturaleza en distintas regiones del mundo.

Michel Jarraud, secretario de la Organización Mundial de Meteorología (OMM), afirma que «ya no hay ninguna duda de que el clima está cambiando», y añade que  «el 95 por ciento de este cambio se debe a la actividad humana».

El documento analiza las consecuencias del cambio climático a dos horizontes temporales diferentes: medio plazo (2030-2040) y largo plazo (2080-2100), para ello toma en consideración un aumento del calentamiento global de entre 2 y 4 grados centígrados, basado en proyecciones actuales. En el caso de Europa, las principales conclusiones que se desprenden del estudio son:

Incremento de las restricciones de agua debido a la «significativa reducción de la extracción de los ríos y de acuíferos subterráneos» combinada con el aumento de la demanda para irrigación, energía e industria y uso doméstico. Este proceso será más intensó enen el sur del continente debido una mayor pérdida de agua a través de la evaporación natural.

Aumento de las olas de calor, que podrían tener un impacto negativo en la salud y el bienestar públicos, la productividad laboral, la producción agrícola y la calidad del aire, así como elevar el riesgo de incendios forestales. Las zonas más sensibles serían el sur de Europa y la región boreal de Rusia.

También se incide en la mayor probabilidad de inundaciones en las zonas costeras y cuencas de ríos a causa de la urbanización creciente, el aumento del nivel del mar y la erosión de la costa.

Para paliar estos riesgos, el IPCC insta a los líderes políticos a tomar medidas para reforzar los sistemas de vigilancia y alerta ante «eventos climáticos extremos», además de mejorar la gestión de recursos hídricos y las políticas para promover el ahorro de agua o para combatir los incendios forestales.

«Reducir estos riesgos dependerá de nuestra capacidad de mitigar los efectos del cambio climático y de adaptar a ellos nuestras sociedades», destacó en este sentido Chris Field, el vicepresidente de este grupo de trabajo de la ONU.

El presidente del IPCC, Rajendra Pachauri, señaló en particular la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, un factor «del que dependerá lo que suceda en muchas partes del mundo en los próximos años».

 

 

0

Añadir un comentario


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.