Geoalcali prevé empezar la mina de Sangüesa en mayo

geoalcaliLa empresa Geoalcali prevé iniciar la construcción de la mina de potasa Muga, situada a caballo entre Aragón y Navarra, en abril o mayo del año próximo, si en ese plazo llega la Declaración de Impacto Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente. Miembros de la plataforma que se opone al proyecto cuestionaron ayer en el Parlamento un proyecto “faraónico” que cambiará “el paisaje y el modo de vida de todo el territorio que va desde Pamplona a la Jacetania”. El proyecto Muga afecta a tres municipios de Aragón y a dos de Navarra, Sangüesa y Javier.

“Estamos a la espera del permiso del Ministerio que, si todo va según lo previsto, llegaría en cuatro o cinco meses”, señaló ayer Jorge Chocarro, portavoz de Geoalcali. Si las obras comienzan la próxima primavera, la extracción de la potasa se podría iniciar a finales de 2017, ya que la empresa calcula unos 18 meses de obras. En ese plazo se construiría una rampa de 2,5 kilómetros y unos 300 metros de profundidad en la bocamina, situada en el término aragonés de Undués de Lerda, y de forma paralela la planta en superficie en Sangüesa.

Los planes de la empresa contrastan con los argumentos que los opositores desgranaron en el Parlamento. Manuel Velasco, de la Plataforma en contra de las minas de potasa en la Val de Onsella y Sierra del Perdón, señaló que Geoalcali ha pedido permisos para sondear en una superficie de 550 kilómetros cuadrados en cinco sectores: Sierra del Perdón, Izaga, Vipasca, Muga y Pintanos, los tres primeros en Navarra, el último en Aragón y Muga a caballo entre las dos comunidades. Este último es el más avanzado y el primero que comenzaría a trabajar.

Otra componente de la Plataforma, Marta López, cuestionó la tramitación administrativa de los permisos y acusó a Geoalcali de solicitar “de forma encubierta” una galería de investigación que “pretende abrir en enero de 2016 para decir a sus inversores que la mina ya está abierta cuando ninguna administración se ha pronunciado todavía”. Según los datos que expuso, la mina tendría 1.742 hectáreas en minería interior y 230 en instalaciones al aire libre, que suponen “tres veces la superficie de la ciudad de Sangüesa”, y necesita agua como para una población de 17.000 habitantes. Al final de la explotación los residuos ocuparían una “montaña” de 47 metros de altura, y serían necesarios 512 camiones diarios para sacar el material hasta el puerto de Bilbao.

Por su parte, Óscar Pueyo, geólogo de la Universidad de Zaragoza, aludió a problemas que, según dijo, el propio proyecto de la empresa reconoce, como la estabilidad de las galerías, y a otros que no menciona, como el posible riesgo sísmico, además de otros como los riesgos por contaminación de sales. Los opositores concluyeron señalando que la Declaración Ambiental que estudia ahora el Ministerio debería ser negativa y pidieron al Parlamento navarro que constituya una comisión permanente para analizar y seguir el proyecto.

Eduardo Santos (Podemos-Ahal Dugu) y David Anaut (EH Bildu) abogaron por propiciar procesos de participación que, en su opinión, hasta ahora no se han dado, mientras Unai Hualde (Geroa Bai) aludió a la necesidad de una “reflexión profunda”. UPN y PSN fueron muy críticos con los opositores al proyecto comparecientes, a quienes acusaron de dar a conocer información “sesgada” y ofrecieron otros datos. La regionalista Mª Carmen Segura recordó que se van a crear 500 puestos de trabajo, con todo lo que eso supone de desarrollo para una zona rural. El socialista Santos Cerdán dijo que Geoalcali va a pagar 200.000 euros diarios en impuestos y que ni siquiera SEO BirdLife “ve inconveniente en seguir adelante”.

La cifras:

– 500 puestos de trabajo prevé la empresa cuando la mina esté a pleno funcionamiento. En la fase inicial de construcción se podrían alcanzar los mil empleos.
– 267 millones es la inversión prevista por Geoalcali en Muga.
– Los opositores al proyecto cifraron en 20 años la duración de la mina. La empresa habla en su página web de más de 45 años.
– Se han presentado 495 alegaciones al proyecto, de ellas 476 de particulares. De ellas, 288 proceden de Navarra y 29 de la comarca de Sangüesa, según los datos que dio a conocer UPN en la Cámara.

Fuente: Diario de Noticias de Navarra

0

Añadir un comentario


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.