Conoce el nuevo visor de calidad de las aguas de la REDIAM

RediamLa calidad de las aguas, tanto litorales como continentales, se ha convertido en uno de los problemas medioambientales que más preocupan a la ciudadanía tanto europea como andaluza. Esta constatación dio lugar en el año 2000 a una profunda renovación de la política hídrica europea, plasmada en la Directiva Marco de Agua, que vino a integrar las diferentes legislaciones sobre agua que existían desde el año 1975, orientadas en primera instancia a proteger la calidad de las aguas para abastecimiento.

En este contexto se encuadra este visualizador SIG, el último realizado por la Rediam e incorporado a su canal web. Éste recoge los datos analíticos obtenidos en las distintas estaciones de muestreo repartidas por Andalucía, que pueden ser de aguas continentales superficiales, de aguas continentales subterráneas o de aguas costeras-transición, dando cumplimiento de esta forma a los requerimientos de la Directiva Marco del Agua.
Las demarcaciones hidrográficas, que condicionarán la ubicación de las estaciones de muestreo, son de dos tipos:

– Demarcaciones intracomunitarias, que se encuentran íntegramente en territorio andaluz y cuya gestión corresponde a la Junta de Andalucía. Se trataría de las demarcaciones Mediterráneas Andaluzas, la demarcación Guadalete-Barbate y la demarcación del Tinto-Odiel-Piedras, pudiendo encontrar en cada una de ellas los tres tipos de estaciones de muestreo (de aguas superficiales, de aguas subterráneas y de aguas costeras-transición).
– Demarcaciones intercomunitarias, cuya superficie se encuentra en dos o más Comunidades Autónomas y cuya gestión corresponde al Gobierno Central. Se trataría de la demarcación del Guadalquivir, la demarcación del Segura y la demarcación del Guadiana, donde solo encontramos estaciones de muestreo de aguas costeras-transición, salvo en la del Guadiana donde existen algunas de aguas continentales superficiales, fruto de un acuerdo de colaboración entre las administraciones estatal y autonómica.

Con respecto a los datos tomados en las estaciones de muestreo, podemos distinguir entre los físico-químicos, los biológicos y los hidromorfológicos, que una vez procesados en el laboratorio, son incorporados al visor con unos plazos proporcionales a la frecuencia de tiempo con que la estación suministra los datos, que dependerá del programa de control al que pertenezca la estación de muestreo. Cuanto más corta sea la frecuencia, más breve será el tiempo de procesado de datos. Sirva como ejemplo las tomas mensuales, que en menos de un mes están procesadas e incorporados los resultados al visor.

En la ficha de cada estación podemos ver el programa de control al que pertenece y el número de muestras anuales, lo que nos indicará ante cuál de las cuatro posibilidades nos encontraríamos: muestras mensuales, trimestrales, semestrales o anuales.

Respecto al funcionamiento del visor, éste consta en su parte superior de una serie de herramientas que permiten aplicar un zoom, medir distancias y superficies, imprimir, desplazarnos, editar polígono y líneas, etc. Destaca especialmente la situada más a la derecha y que con la denominación de “capas”, nos permitirá la elección de distintas combinaciones para obtener la información deseada:

– Base de referencia. Constituye el soporte cartográfico y nos permite diversas opciones como Google Satélite, mapa topográfico 1:25.000, ortofotografía, etc.

– Estaciones de muestreo. Donde, representadas por puntos de distintos colores, podemos encontrar los tres tipos que reseñábamos anteriormente: de aguas continentales superficiales, de aguas continentales subterráneas o de aguas costeras-transición.

– Masas de Agua. Aquí podemos encontrar delimitadas las distintas demarcaciones hidrográficas presentes en Andalucía, así como los diferentes tipos de masas de aguas según sean continentales o costeras, superficiales o subterráneas. Es importante resaltar que cada opción tiene una leyenda y una barra de intensidad que es de gran utilidad para ver la ubicación de las masas en el territorio, así como de unas con respecto a otras si seleccionamos varias a la vez. Los datos ofrecidos en este apartado son el promedio de las estaciones existentes en ella.

– Zonas de interés. Nos permite tener información adicional sobre la red hidrográfica, la ubicación de los embalses o las zonas vulnerables de contaminación por nitratos de origen agrario.

Se están realizando mejoras que facilitan el uso de la aplicación, como puede ser la opción de seleccionar solamente los años de los que se dispongan datos.

Acceso al visor

 

0

Añadir un comentario